.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-




POR NUESTROS COMPAÑEROS MUERTOS EN ENFRENTAMIENTOS, POR LOS SECUESTRADOS Y DESAPARECIDOS, MIENTRAS REALIZABAN EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO, POR LOS VETERANOS NO RECONOCIDOS, POR UN RECONOCIMIENTO
HISTÓRICO A LOS COMPAÑEROS DE MALVINAS, POR QUIENES SOBREVIVIMOS.


JUEVES 17:00 a 19:00 HORAS-AM 1010 ONDA LATINA


Realizan La Voz de los Colimbas...


Horacio Verstraeten- Gustavo Capra y Ricardo Righi.



Nosotros podríamos ser los Desaparecidos...Testimoniemos...

Nosotros podríamos ser los Desaparecidos...Testimoniemos...


Si cuando hiciste la colimba,
pasaste por situaciones extremas, hacia tu persona o viste gente secuestrada o algún compañero fue secuestrado o asesinado, no sigas sufriendo tu silencio...
"La Voz de los Colimbas" te escucha ponete en contacto y descarga esa mochila, los colimbas también fuimos victimas, nadie te va a entender mejor que otro colimba.
Si no deseas dar tus datos, te comunicas en forma anónima, no hay problemas...
Tu testimonio es confidencial y puede ayudar mucho.

Por correo a: lavozdeloscolimbas@yahoo.com.ar

Por teléfono: 154-091-1192

Ricardo Righi


miércoles, 16 de octubre de 2013

Los Aviones que Sembraron la Muerte...

La siguiente nota e investigación, (año 2009), del periodista Roberto Leiva del Diario Cronica, se genero a partir de los datos aportados por "La Voz de los Colimbas"
Un ex colimba nos acerco el dato, de algo ignorado hasta ese momento, nos dijo: 
"...el avión que está en Camino de Cintura fue utilizado en los Vuelos de la Muerte..." 
El avión al que hacemos refrencia, es el denominado "Río Grande" 
Se resalta en negrita el avión en cuestión....


Uno de los capítulos más terribles y sangrientos del proceso militar que provocó la desaparición de miles de personas, sin duda estuvo enmarcado por los siniestros vuelos de la muerte,ocurridos entre 1976 y 1978 ,cuando la armada utilizó para tal fin a estos tres aviones que habían sido adquiridos en 1973 en los Estados Unidos. Se pudo establecer que en sucesivas “ tareas aéreas” fueron arrojadas al mar alrededor de 4400 personas. Se las anestesiaba para luego colocarlas frente al portalón trasero desde donde alguien iba a empujarlas al vacio, y es por esa razón que cada una de estas aeronaves configura en sí misma un crudo testimonio de aquella barbarie.

¿Pero qué fue lo que sucedió con ellas,dónde fueron a parar después de tanto tiempo? El siguiente informe al cual tuvo acceso nuestro diario en forma exclusiva, revela detalles inéditos del caso,como la fecha en que fueron desactivadas, y los lugares donde se encuentran actualmente, a la vista de todo el mundo, y tal vez sin despertar el mínimo interés, y menos aún sospecha alguna acerca de su intrincada procedencia. Uno de estos aviones se preserva y exhibe en estos días en el Museo Naval Comandante Spora de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, quienes visiten ese lugar podrán tener referencia de que se trata del “ Ushuaia” 5T2, sin siquiera imaginar su orígen y las ocultas rutas de vuelo que cumplió entre 1976 y 1978; otro sufrió el desguace y acabó por convertirse en simple chatarra.Ya no está. Y el restante fue vendido a una empresa privada que lo acondicionó para instalar a bordo un boliche bailable, aunque este emprendimiento no prosperó y terminó abandonado a cielo abierto, casi olvidado entre elementos en desuso que figuran dentro de un predio de la localidad de Lomas de Zamora.

Ciertamente que la negra historia de aquellos vuelos, en los que participó la Primera Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con base en el sector militar del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, que sería desactivada entre 1995 y 1998, irremediablemente un día iba a conocerse a través de todos los pasos que dio de la justicia,con el juzgamiento de los culpables. Sin embargo a la verdad sobre esos crímenes iba a esfumársele el dato preciso acerca del paradero de las aeronaves que desarrollaron aquellas sucesivas y horrendas maniobras. Distintas versiones y confusos relatos sobre la suerte corrida por estas máquinas ,tal vez hicieran que ninguna de ellos nos permitiera conducirnos hacia el sitio en que realmente se encontraban , hasta que por fin recibimos la señal incontrastable y real.

En estos últimos días y mediante la base de datos muy específicos, se pudo constatar que uno de estos aviones descansa en un Museo de la ciudad de Bahía Blanca . Se comprobó además que uno de ellos había sido desguazado,y que el tercero se encuentra en un terreno ubicado sobre el camino de Cintura en Lomas de Zamora. Entre otros inquietantes detalles ,pudo saberse que sería éste último, desactivado en 1995 con la Resolución Jemga Nº 58/94 “C” ( confidencial) fue el que sumó la mayor cantidad de horas en aquellos vuelos sin regreso que terminaron con la vida de miles de personas.
La investigación que en un principio estuvo relacionada con el supuesto orígen de estas aeronaves, habría de confirmar más tarde con precisión de fechas y lugares, que el 5T 3 Resolución Jemga Nº 58/ 94 es el “Rio Grande”, uno de los tres aviones de la muerte , y que los siniestros vuelos fueron diagramados en la segunda mitad de la década del 70,con la participación de otras dos aeronaves, el 691/5-T-1 “Antártida Argentina” y el 69106/5-T2 “ Ushuaia”.
Entre los testimonios de aquellos nefastos acontecimientos , se encuentra la confesión del ex marino y represor Adolfo Scilingo, preso actualmente en España ,que contó en 1997 al juez Baltasar Garzón que según su registro hubo entre 180 y 200 vuelos de la muerte , en los que fueron arrojadas entre 15 y 30 personas al mar con la participación de 20 oficiales en cada uno.En estas declaraciones Scilingo citó las características de los aviones, cuyos vuelos se ordenaban de forma rotativa,relató, para que todos tuviésemos el honor de participar en la lucha contra los subversivos. Scilingo en aquel interrogatorio confesó su participación en dos operaciones.

Cuerpos flotando en la Costa Atlántica

Pese a los esfuerzos de los genocidas aquellos vuelos de la muerte no tuvieron el resultado esperado y en de diciembre de 1977 comenzaron a aparecer cadáveres provenientes del mar en las playas de la provincia de Buenos Aires a la altura de los balnearios de Santa Teresita y Mar del Tuyú. Los médicos policiales que examinaron los cuerpos en esa oportunidad registraron que la causa de la muerte había sido ‘el choque contra objetos duros desde gran altura‘, Sin realizar más averiguaciones las autoridades locales dispusieron de inmediato que los cuerpos fueran enterrados como NN en el cementerio de la cercana ciudad de General Lavalle.
Pero en 1984 en el marco de la investigación de la CONADEP y del Juicio a las Juntas se habían realizado excavaciones en el cementerio de General Lavalle, encontrándose una gran cantidad de restos óseos provenientes de los cadáveres hallados en las playas de San Bernardo y Lucila del Mar.En Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), descubrió dos líneas de tumbas, una por encima de la otra.,con 8 esqueletos, 5 correspondientes a mujeres, 2 correspondientes a varones y uno, clasificado como GL-17, que se definió como ‘probablemente masculino‘.Los resultados del laboratorio fueron determinando que los restos pertenecían al grupo de secuestrados entre los días 8 y 10 de diciembre de 1977, y eEl 8 de julio de 2005 el juez Cattani recibió el informe estableciendo que uno de los restos individualizados pertenecían a Azucena Villaflor. Los restos de Villaflor fueron incinerados, y sus cenizas enterradas a los pies de la Pirámide de Mayo, en el centro de la Plaza de Mayo.

Pruebas irrefutables.

En cuanto a otros datos relevantes que se tuvieron en cuenta para arribar finalmente a la identificación de las naves que participaron en los vuelos, fuentes confiables informaron que se compraron en total nueve maquinas,aunque para el caso que nos ocupa solo mencionaremos ocho, debido a que una adquirida en 1977 nunca voló y solo se utilizó como repuesto. Pero lo realmente excluyente y definitivo es que tenían portalón trasero con capacidad de ser abiertos en vuelo y por lo tanto ser las maquinas susceptibles de ser empleadas para los vuelos de la muerte.
Para ser más explícitos respecto del arribo de estos aviones al país, nos propusimos llegar a la total confirmación que llegaron en dos tandas: la primera fue comprada en 1973, precisamente los tres que contaban con portalón trasero, con capacidad de ser abiertos en vuelo , y llevaron las Matriculas (5-T-1; 5-T-2; 5-T-3) , mientras que en la segunda tanda de cinco comprados entre 1982 y el 25-de septiembre de 1983, solo había uno con dicha capacidad; el Electra L-188AF, matrícula 6-P-101 , pero este avión había sido incorporado el 1º de enero de 1983 es decir durante el ultimo año de la dictadura militar, con lo cual es improbable que haya participado de los vuelos de la muerte.
Merced a este pormenorizado relevamiento de cada una de las aeronaves, se pudo arribar finalmente a la certeza de que las únicas que participaron de los vuelos de la muerte fueron los de la primera tanda es decir los matriculados 5-T-1; 5-T-2 y 5-T-3, todos con capacidad de abrir la puerta trasera en vuelo. Estos tres eran los Lockheed L-188AF Electra,que configuraba en esos años la primera escuadrilla aeronaval de sostén logistico móvil de la Armada.
Los siguientes datos tienen que ver con el momento en que fueron retirados de la fuerza: en 1995 fue desactivada la nave “ Rio Grande” con la matricula 5T 3. La resolución JEMBA Nº 58/94 “ C” que quiere decir confidencial.
En 1998 fueron desactivados los dos restantes, el 5 T 1 “ Antártida Argentina “ y el 5 T2 “ Ushuaia “ con la Resolución Jemga Nº 10/98 del 14 de mayo de 1998. El primero de los aparatos fue desguazado y el otro permanece en el Museo Comandante Spora de la ciudad de Bahia Blanca.
El acceso a la documentación de estas máquinas nos posibilitó recorrer toda su historia y poder chequear que el 691/5-T-1 “Antártida Argentina” comprado a la compañía McCulloch y vendido a la Aviación Naval en diciembre de 1973, modificado como L-188PF (carguero) por la Lockheed Aircraft Services (Ontario-CA). Prestó servicio en la 1º Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con asiento en la Base Aeronaval Ezeiza, luego convertido en “Explorador”, pasó a la Escuadrilla Aeronaval de Exploración en la base “Almirante Zar”, Trelew, provincia del Chubut, con la matricula 6-P-105.Desactivado por resolución JEmga Nº10/98 del 14-5-98.A este avión después de haberlo dado de baja estuvo mucho tiempo tirado en Trelew y luego habría sido chatarreado.
En cuanto al 0692/5-T-2 “Ushuaia” comprado a la compañía McCulloch y vendido a la Aviación Naval el 20-12-73, modificado como L-188PF (carguero) por la Lockheed Aircraft Services (Ontario-CA). Presto servicio en la 1º Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con asiento en la Base Aeronaval Ezeiza, luego convertido en “Explorador”, pasó a la Escuadrilla Aeronaval de Exploración en la base “Almirante Zar”, Trelew, provincia del Chubut, con la matrícula 6-P-106.También desactivado por resolución Jemga Nº10/98 del 14-5-98. Actualmente preservado en el Museo de la Aviación Naval en la Base Aeronaval Cte. Espora de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires.
Y por último el 0693/5-T-3 “Río Grande” comprado a la compañía McCulloch y vendidos a la Aviación Naval el 20-12-73, modificado como L-188PF (carguero) por la Lockheed Aircraft Services (Ontario-CA). Presto servicio en la 1º Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con asiento en la Base Aeronaval Ezeiza. Desactivado por resolución JEMGA 58/94”C”. Actualmente se lo puede observar en un predio sito en el Camino de cintura al 8200, luego de fracasar el intento de hacer un boliche con su fuselaje. Nunca paso a la Escuadrilla de Exploración, ni a la base Ate Zar. Cabe señalar que como aviones de carga transportaban hasta 14.920kg. y como máquinas de pasajeros: 98 plazas en configuración de alta densidad.
Roberto Leiva Diario Cronica.

1 comentario:

Anónimo dijo...

hace ya como 30 años atras, haciendo un viaje en moto por las costas de Uruguay con la que hoy es mi esposa, paramos en Punta Diablo , Uruguay y charlando con la gente del lugar nos comentaban que en los años del proceso, mas de una vez sobre la costa habían aparecido cuerpos , atados de manos y pies, ellos insistían que eran Argentinos que eran arrojados al mar desde los aviones. Jamas pudimos olvidar estos comentarios que en ese momento recién se estaban comenzando a investigar.