.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-




POR NUESTROS COMPAÑEROS MUERTOS EN ENFRENTAMIENTOS, POR LOS SECUESTRADOS Y DESAPARECIDOS, MIENTRAS REALIZABAN EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO, POR LOS VETERANOS NO RECONOCIDOS, POR UN RECONOCIMIENTO
HISTÓRICO A LOS COMPAÑEROS DE MALVINAS, POR QUIENES SOBREVIVIMOS.


JUEVES 17:00 a 19:00 HORAS-AM 1010 ONDA LATINA


Realizan La Voz de los Colimbas...


Horacio Verstraeten- Gustavo Capra y Ricardo Righi.



Nosotros podríamos ser los Desaparecidos...Testimoniemos...

Nosotros podríamos ser los Desaparecidos...Testimoniemos...


Si cuando hiciste la colimba,
pasaste por situaciones extremas, hacia tu persona o viste gente secuestrada o algún compañero fue secuestrado o asesinado, no sigas sufriendo tu silencio...
"La Voz de los Colimbas" te escucha ponete en contacto y descarga esa mochila, los colimbas también fuimos victimas, nadie te va a entender mejor que otro colimba.
Si no deseas dar tus datos, te comunicas en forma anónima, no hay problemas...
Tu testimonio es confidencial y puede ayudar mucho.

Por correo a: lavozdeloscolimbas@yahoo.com.ar

Por teléfono: 154-091-1192

Ricardo Righi


martes, 17 de diciembre de 2013

Informe de TELEFE 30 años de Democracia...

La gente de TELEFE entendió que "La Voz de los Colimbas" debía estar en su informe de los 30 años de democracia, agradecemos esta suerte de reconocimiento y seguiremos luchando en pos de la Memoria, la Verdad y la Justicia...




http://telefenoticias.com.ar/es/democracia/videos/videos/20131211/anos-democracia-costumbres-argentinas/117934.shtml

miércoles, 16 de octubre de 2013

Los Aviones que Sembraron la Muerte...

La siguiente nota e investigación, (año 2009), del periodista Roberto Leiva del Diario Cronica, se genero a partir de los datos aportados por "La Voz de los Colimbas"
Un ex colimba nos acerco el dato, de algo ignorado hasta ese momento, nos dijo: 
"...el avión que está en Camino de Cintura fue utilizado en los Vuelos de la Muerte..." 
El avión al que hacemos refrencia, es el denominado "Río Grande" 
Se resalta en negrita el avión en cuestión....


Uno de los capítulos más terribles y sangrientos del proceso militar que provocó la desaparición de miles de personas, sin duda estuvo enmarcado por los siniestros vuelos de la muerte,ocurridos entre 1976 y 1978 ,cuando la armada utilizó para tal fin a estos tres aviones que habían sido adquiridos en 1973 en los Estados Unidos. Se pudo establecer que en sucesivas “ tareas aéreas” fueron arrojadas al mar alrededor de 4400 personas. Se las anestesiaba para luego colocarlas frente al portalón trasero desde donde alguien iba a empujarlas al vacio, y es por esa razón que cada una de estas aeronaves configura en sí misma un crudo testimonio de aquella barbarie.

¿Pero qué fue lo que sucedió con ellas,dónde fueron a parar después de tanto tiempo? El siguiente informe al cual tuvo acceso nuestro diario en forma exclusiva, revela detalles inéditos del caso,como la fecha en que fueron desactivadas, y los lugares donde se encuentran actualmente, a la vista de todo el mundo, y tal vez sin despertar el mínimo interés, y menos aún sospecha alguna acerca de su intrincada procedencia. Uno de estos aviones se preserva y exhibe en estos días en el Museo Naval Comandante Spora de la ciudad bonaerense de Bahía Blanca, quienes visiten ese lugar podrán tener referencia de que se trata del “ Ushuaia” 5T2, sin siquiera imaginar su orígen y las ocultas rutas de vuelo que cumplió entre 1976 y 1978; otro sufrió el desguace y acabó por convertirse en simple chatarra.Ya no está. Y el restante fue vendido a una empresa privada que lo acondicionó para instalar a bordo un boliche bailable, aunque este emprendimiento no prosperó y terminó abandonado a cielo abierto, casi olvidado entre elementos en desuso que figuran dentro de un predio de la localidad de Lomas de Zamora.

Ciertamente que la negra historia de aquellos vuelos, en los que participó la Primera Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con base en el sector militar del Aeropuerto Internacional de Ezeiza, que sería desactivada entre 1995 y 1998, irremediablemente un día iba a conocerse a través de todos los pasos que dio de la justicia,con el juzgamiento de los culpables. Sin embargo a la verdad sobre esos crímenes iba a esfumársele el dato preciso acerca del paradero de las aeronaves que desarrollaron aquellas sucesivas y horrendas maniobras. Distintas versiones y confusos relatos sobre la suerte corrida por estas máquinas ,tal vez hicieran que ninguna de ellos nos permitiera conducirnos hacia el sitio en que realmente se encontraban , hasta que por fin recibimos la señal incontrastable y real.

En estos últimos días y mediante la base de datos muy específicos, se pudo constatar que uno de estos aviones descansa en un Museo de la ciudad de Bahía Blanca . Se comprobó además que uno de ellos había sido desguazado,y que el tercero se encuentra en un terreno ubicado sobre el camino de Cintura en Lomas de Zamora. Entre otros inquietantes detalles ,pudo saberse que sería éste último, desactivado en 1995 con la Resolución Jemga Nº 58/94 “C” ( confidencial) fue el que sumó la mayor cantidad de horas en aquellos vuelos sin regreso que terminaron con la vida de miles de personas.
La investigación que en un principio estuvo relacionada con el supuesto orígen de estas aeronaves, habría de confirmar más tarde con precisión de fechas y lugares, que el 5T 3 Resolución Jemga Nº 58/ 94 es el “Rio Grande”, uno de los tres aviones de la muerte , y que los siniestros vuelos fueron diagramados en la segunda mitad de la década del 70,con la participación de otras dos aeronaves, el 691/5-T-1 “Antártida Argentina” y el 69106/5-T2 “ Ushuaia”.
Entre los testimonios de aquellos nefastos acontecimientos , se encuentra la confesión del ex marino y represor Adolfo Scilingo, preso actualmente en España ,que contó en 1997 al juez Baltasar Garzón que según su registro hubo entre 180 y 200 vuelos de la muerte , en los que fueron arrojadas entre 15 y 30 personas al mar con la participación de 20 oficiales en cada uno.En estas declaraciones Scilingo citó las características de los aviones, cuyos vuelos se ordenaban de forma rotativa,relató, para que todos tuviésemos el honor de participar en la lucha contra los subversivos. Scilingo en aquel interrogatorio confesó su participación en dos operaciones.

Cuerpos flotando en la Costa Atlántica

Pese a los esfuerzos de los genocidas aquellos vuelos de la muerte no tuvieron el resultado esperado y en de diciembre de 1977 comenzaron a aparecer cadáveres provenientes del mar en las playas de la provincia de Buenos Aires a la altura de los balnearios de Santa Teresita y Mar del Tuyú. Los médicos policiales que examinaron los cuerpos en esa oportunidad registraron que la causa de la muerte había sido ‘el choque contra objetos duros desde gran altura‘, Sin realizar más averiguaciones las autoridades locales dispusieron de inmediato que los cuerpos fueran enterrados como NN en el cementerio de la cercana ciudad de General Lavalle.
Pero en 1984 en el marco de la investigación de la CONADEP y del Juicio a las Juntas se habían realizado excavaciones en el cementerio de General Lavalle, encontrándose una gran cantidad de restos óseos provenientes de los cadáveres hallados en las playas de San Bernardo y Lucila del Mar.En Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), descubrió dos líneas de tumbas, una por encima de la otra.,con 8 esqueletos, 5 correspondientes a mujeres, 2 correspondientes a varones y uno, clasificado como GL-17, que se definió como ‘probablemente masculino‘.Los resultados del laboratorio fueron determinando que los restos pertenecían al grupo de secuestrados entre los días 8 y 10 de diciembre de 1977, y eEl 8 de julio de 2005 el juez Cattani recibió el informe estableciendo que uno de los restos individualizados pertenecían a Azucena Villaflor. Los restos de Villaflor fueron incinerados, y sus cenizas enterradas a los pies de la Pirámide de Mayo, en el centro de la Plaza de Mayo.

Pruebas irrefutables.

En cuanto a otros datos relevantes que se tuvieron en cuenta para arribar finalmente a la identificación de las naves que participaron en los vuelos, fuentes confiables informaron que se compraron en total nueve maquinas,aunque para el caso que nos ocupa solo mencionaremos ocho, debido a que una adquirida en 1977 nunca voló y solo se utilizó como repuesto. Pero lo realmente excluyente y definitivo es que tenían portalón trasero con capacidad de ser abiertos en vuelo y por lo tanto ser las maquinas susceptibles de ser empleadas para los vuelos de la muerte.
Para ser más explícitos respecto del arribo de estos aviones al país, nos propusimos llegar a la total confirmación que llegaron en dos tandas: la primera fue comprada en 1973, precisamente los tres que contaban con portalón trasero, con capacidad de ser abiertos en vuelo , y llevaron las Matriculas (5-T-1; 5-T-2; 5-T-3) , mientras que en la segunda tanda de cinco comprados entre 1982 y el 25-de septiembre de 1983, solo había uno con dicha capacidad; el Electra L-188AF, matrícula 6-P-101 , pero este avión había sido incorporado el 1º de enero de 1983 es decir durante el ultimo año de la dictadura militar, con lo cual es improbable que haya participado de los vuelos de la muerte.
Merced a este pormenorizado relevamiento de cada una de las aeronaves, se pudo arribar finalmente a la certeza de que las únicas que participaron de los vuelos de la muerte fueron los de la primera tanda es decir los matriculados 5-T-1; 5-T-2 y 5-T-3, todos con capacidad de abrir la puerta trasera en vuelo. Estos tres eran los Lockheed L-188AF Electra,que configuraba en esos años la primera escuadrilla aeronaval de sostén logistico móvil de la Armada.
Los siguientes datos tienen que ver con el momento en que fueron retirados de la fuerza: en 1995 fue desactivada la nave “ Rio Grande” con la matricula 5T 3. La resolución JEMBA Nº 58/94 “ C” que quiere decir confidencial.
En 1998 fueron desactivados los dos restantes, el 5 T 1 “ Antártida Argentina “ y el 5 T2 “ Ushuaia “ con la Resolución Jemga Nº 10/98 del 14 de mayo de 1998. El primero de los aparatos fue desguazado y el otro permanece en el Museo Comandante Spora de la ciudad de Bahia Blanca.
El acceso a la documentación de estas máquinas nos posibilitó recorrer toda su historia y poder chequear que el 691/5-T-1 “Antártida Argentina” comprado a la compañía McCulloch y vendido a la Aviación Naval en diciembre de 1973, modificado como L-188PF (carguero) por la Lockheed Aircraft Services (Ontario-CA). Prestó servicio en la 1º Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con asiento en la Base Aeronaval Ezeiza, luego convertido en “Explorador”, pasó a la Escuadrilla Aeronaval de Exploración en la base “Almirante Zar”, Trelew, provincia del Chubut, con la matricula 6-P-105.Desactivado por resolución JEmga Nº10/98 del 14-5-98.A este avión después de haberlo dado de baja estuvo mucho tiempo tirado en Trelew y luego habría sido chatarreado.
En cuanto al 0692/5-T-2 “Ushuaia” comprado a la compañía McCulloch y vendido a la Aviación Naval el 20-12-73, modificado como L-188PF (carguero) por la Lockheed Aircraft Services (Ontario-CA). Presto servicio en la 1º Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con asiento en la Base Aeronaval Ezeiza, luego convertido en “Explorador”, pasó a la Escuadrilla Aeronaval de Exploración en la base “Almirante Zar”, Trelew, provincia del Chubut, con la matrícula 6-P-106.También desactivado por resolución Jemga Nº10/98 del 14-5-98. Actualmente preservado en el Museo de la Aviación Naval en la Base Aeronaval Cte. Espora de Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires.
Y por último el 0693/5-T-3 “Río Grande” comprado a la compañía McCulloch y vendidos a la Aviación Naval el 20-12-73, modificado como L-188PF (carguero) por la Lockheed Aircraft Services (Ontario-CA). Presto servicio en la 1º Escuadrilla Aeronaval de Sostén Logístico Móvil con asiento en la Base Aeronaval Ezeiza. Desactivado por resolución JEMGA 58/94”C”. Actualmente se lo puede observar en un predio sito en el Camino de cintura al 8200, luego de fracasar el intento de hacer un boliche con su fuselaje. Nunca paso a la Escuadrilla de Exploración, ni a la base Ate Zar. Cabe señalar que como aviones de carga transportaban hasta 14.920kg. y como máquinas de pasajeros: 98 plazas en configuración de alta densidad.
Roberto Leiva Diario Cronica.

viernes, 4 de octubre de 2013

1982 COMBATE EN COMODORO RIVADAVIA


Por Claudio Jose Barcos*

Comodoro Rivadavia 1982….. 21 de mayo... A la mañana de ese día comenzamos la rutina diaria, regresábamos del descanso de dos días en el refugio, un túnel bien construido donde podíamos dormir con un poco de tranquilidad.

Remplazamos a la guardia anterior y todo parecía normal, nos acomodamos, Antonio Gonzalez y yo formamos la primera pareja que haría la guardia ese día, los pozos de zorro estaban separados unos 12 metros entre uno y otro, también había un refugio donde teníamos la radio y algunos pertrechos, un tambor de 200 litros como estufa, allí esperaban su turno 4 soldados y dos cabos. 

Luego de las primeras dos horas y con un frío y viento que no amaina nos remplazan y Antonio Gonzalez me hace el comentario de que a la noche no me duerma, me lo dijo con algo de preocupación, no le di mucha importancia y el día continuo sin mayores inconvenientes. Durante el día lo observe demasiado callado a Antonio, aunque estuviéramos juntando algo de leña para la estufa, el miraba hacia abajo, estábamos como en una especie de colina donde el terreno se cortaba y tenia una pendiente de unos 40 o 50 metros, a lo lejos la ruta 3 y del lado que yo vigilaba una meseta que se cortaba por las montañas y donde la ruta se perdía.

Llega la noche y el frío se hace sentir con mas rigor, tantos días sin bañarnos y con la misma ropa, no hay nada que te cubra, nada te da calor. Nos ponemos la manta poncho y las antiparras, el viento trae arenilla, me acurruco en mi pozo me saco los guantes de mi mano derecha, para poder meter el dedo en el gatillo, por debajo de la manta, tengo el FAP solo se ve el cañón y el bípode.

Como a la hora oigo a Gonzalez que me llama en voz baja, repetidas veces, salgo de mi pozo y me meto en el de el y me dice que hay movimientos al frente, que los había visto durante el día pero no quiso decirle a nadie por que no estaba seguro -¿a quien viste?- le pregunto -están ahí- me dice -yo no veo nada- fue mi respuesta, y agregue, -lo llamo al cabo- respondió -no, esperemos- volví a mi lugar, esto ocurre dos veces mas y a la tercera me señala un lugar especifico apuntando con su dedo y se me ocurre poner el dedo pulgar como nos habían enseñado, que parecía una tontería en la instrucción pero que me sirvió en ese momento, porque recién ahí cuando cruzan esa línea imaginaria los pude ver, corro a llamar al cabo Daniel Bustos le indicamos la situación, pero le pasa lo mismo, no ve nada, nos dice que por ahí es un zorro, que nos tranquilicemos... 

La realidad era que había tropas inglesas, los atacantes corrían en zig zag para luego tirarse cuerpo a tierra, pero lo hacían en intervalos de 10 o 15 minutos y como en el terreno no hay árboles ni nada para tomar referencia las miles de matas o arbustos hacia mas difícil distinguirlos, en cuanto sacábamos la mirada todo el campo era igual.

Debajo de nosotros y como a 40 metros hay una franja de arcilla en ese momento la cruzan y los vemos con total claridad ya no hay dudas nos están por atacar, la noche estaba relativamente clara, el cielo algo nublado y el resplandor de la luna daba cierta visibilidad, le digo a Antonio -me quedo unos minutos con vos y me voy a cubrir mi lugar- me recuesto contra la pared del pozo, Gonzalez está parado a mi izquierda con el FAL y en ese momento, se para al lado de Antonio casi arriba de su casco un hombre, Antonio grita mi nombre y le dispara a la altura del pecho de abajo hacia arriba, fue tal la sorpresa, me incorporo y siento pasar cerca de mi garganta el filo de un cuchillo, solo atino a disparar y disparar casi sin saber a que o a quien, Gonzalez sale del pozo y enfrenta cuerpo a cuerpo al primer agresor yo sigo disparando hacia abajo tratando de barrer de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, tengo el fusil en tiro a tiro, Antonio vuelve y el agresor también, siguen cuerpo a cuerpo no lo puedo ayudar por miedo a matarlo a él también, pero ya no tengo miedo, todo es una locura, se ven las trazantes, se sienten los disparos que rebotan en las piedras, se me acercan, apunto y es Antonio que me grita -soy yo Barcos, no dispares- se mete en el pozo y comienza a disparar conmigo, se traban los fusiles. En la desesperación y creo que en el hecho de poder hacer algo recuerdo que sacando el cargador y apretando el primer proyectil saltan solos y se vacía el cargador abro la corredera y cargo por el cañón de a uno se lo entrego a Gonzalez y el dispara y yo cargo a todo esto se nos acopla el cabo Bustos, el tiene el fusil envuelto en plástico y comienza a disparar ráfagas. 

Cuando Gonzalez estaba luchando cuerpo a cuerpo vi caer a uno de los comandos que nos atacaban, se acerca la patrulla de apoyo que el cabo había llamado, son dos camiones y rápidamente hacen un trabajo de pinzas bajando desde el costado izquierdo tiran varias luces de bengalas dejamos de disparar se produce un silencio demoledor, todo se ilumina por las bengalas, parece de día, a medida que bajan se ve más claro, Bustos va al pozo de la estufa adentro están los demás con el cabo Rebagliotti los obliga a salir y a cubrir el lado derecho, con Gonzalez no salimos del asombro las luces de bengalas nos dejan ver a 2 0 3 metros de nosotros a dos de los comando cuerpo a tierra, salimos sin pensar bajamos y los subimos a la colina, tienen ropas diferente a la nuestra muy ajustada al cuerpo de color negro y pasa montaña solo vemos sus ojos.  Antonio les quita una especie de prismáticos, a través de ellos se ve como de día solo que de color verde, se los entregamos al cabo Bustos quien los revisa más a fondo, les seguimos apuntando, ellos solos pusieron las manos sobre sus cabezas, uno balbucea algunas palabras que no entendemos, es otro idioma, al rato cae el capitán Escudero jefe nuestro y de la patrulla, el cabo le entrega los prisioneros y a unos 50 metros vemos como cargan más hombres capturados a uno de los camiones, en el otro entre cuatro suben a otros, supongo que muertos, uno vi caer cuando disparaba y barría la zona.

Mis manos comenzaron a temblar, no podía pararlas por más que me esforzara, me dejaron prender un cigarrillo que casi no podía meter en mi boca, para mi sorpresa la cosa no había terminado... 

Nos separan, a Gonzalez, al cabo y a mí y nos rodean, pero no son enemigos son oficiales y sub oficiales no los conozco pero parecen comandos del GOE que vinieron con la patrulla nos dan a entender de que no debemos hablar de lo sucedido, que acá nada paso, que no era conveniente contar nada para que la tropa no se pusiera nerviosa, me acomodaban el cuello de la camisa y me sugerían que no hablara por ningún motivo, esto duro hasta el amanecer... Jamás hablamos hasta 30 años después. Con el cabo Bustos hablamos hace muy poco por teléfono, a Gonzalez después de 28 años lo encontré nos dimos un abrazo y un beso, nos miramos, casi no había que hablar, un silencio largo una sonrisa cómplice -sabes Barcos, Dios nos dio otra oportunidad- dijo Antonio, -si seguro que si ,seguro que sí- le dije y mis ojos se llenaron de lagrimas …..

*SC 63 VG ..CLAUDIO JOSE BARCOS VII BRIGADA AEREA MORON

domingo, 2 de junio de 2013

Nota de "Tiempo Argentino" a la propuesta de "La Voz de los Colimbas"





El Servicio Militar Obligatorio sigue vigente, 


salvo que se cambie una ley “tramposa”


 La Ley 24.429 de instrucción “voluntaria” dictada en 1995 tiene un artículo,

el 19, que permite recurrir a la vieja norma de la dictadura para un llamado 

compulsivo, si las Fuerzas Armadas no cubren el cupo de inscriptos. 

Ex colimbas, organismos de Derechos Humanos y referentes sociales intentan 

que eso se modifique.   

1 2 3 4 5
Info News
Info News
Info NewsPor: 
Daniel Enzetti














El servicio militar sigue siendo obligatorio en la Argentina, pero la gran mayoría de la gente cree que no. A grandes rasgos se conoce la existencia de una ley que lo declaró voluntario en 1995, meses después que el crimen del conscripto Omar Carrasco desencadenara una serie de debates que supuestamente eliminaron el llamado compulsivo de las Fuerzas Armadas a integrar sus filas. Desesperadas, más que por contar con soldados para conflictos bélicos con el extranjero -en los que solían rendirse al segundo tiro-, por tener carne fresca para pintar cuarteles, barrer galpones o limpiar baños de los casinos de oficiales.
Aquella ley actualmente vigente, recordada como la del “Servicio Militar Voluntario”, es la  24.429, que no sólo no deroga su antecesora 17.531 de obligatoriedad a la instrucción, sino que además deja una puerta abierta para recurrir a esa norma en caso que el gobierno lo ordene. 
La 24.429, recordada como “Ley Carrasco”, modificó la manera en que las tres Armas pasaron a nutrirse de personal. El sistema de sorteo para Marina, Fuerza Aérea y Ejército pasó a convertirse en inscripción abierta, decidida como opción por candidatos que elegían la carrera militar, reglamentada y con salario. Pero no significa, como se piensa generalmente, que la imposición a formar filas militares se haya desterrado definitivamente. 
El resquicio lo facilita el artículo 19: "En el caso excepcional que no se llegaran a cubrir con soldados voluntarios los cupos fijados de acuerdo con el artículo 3, el Poder Ejecutivo podrá convocar, en los términos establecidos por la ley 17.531, a los ciudadanos que en el año de la prestación cumplan 18 años de edad y por un período que no podrá exceder de un año”. Y agrega: "Para realizar la convocatoria el Poder Ejecutivo deberá previamente requerir la autorización por ley del Congreso Nacional, expresando las circunstancias que motivan la solicitud y las razones por las cuales no pudieron cubrirse los cupos pertinentes. 
Los ciudadanos que ingresen a las filas de las Fuerzas Armadas, de acuerdo con lo previsto por el presente artículo, tendrán los mismos derechos y obligaciones enunciados en el artículo 2 y percibirán una retribución equivalente a la establecida en el artículo 4 de la presente ley”.
“NOSOTROS LA LLAMAMOS ‘LEY TRAMPA’”. Los antecedentes del SMO se remontan a comienzos del 1900 con la Ley de Vagos (o “de Leva”), mencionada por José Hernández en el Martín Fierro. La falta de soldados para contener a los indios en "fronteras" internas, y la necesidad de mano de obra para saladeros y grandes estancias, derivó en una norma con la que se combatió el "nomadismo, la delincuencia rural y el vagabundeo". El llamado obligatorio a integrar las fuerzas de seguridad de la época abarcó a varones de entre 18 y 40 años que no tuvieran propiedad ni trabajo estable, y tampoco pudieran acreditar ocupación. Algunos gauchos se salvaban: los que presentaban su "papeleta de conchabo" firmada por sus patrones. 
"La excusa del poder –dice Horacio Verstraeten, uno de los impulsores de la derogación definitiva del SMO– era ‘emparejar’ a los ricos y pobres para ‘cumplir con la patria’. Con el invento de educar a los muchachos campesinos en los altos valores de la patria. Pero a su vez, la Leva tomaba cosas de lo ocurrido durante las guerras de la Independencia, cuando el esclavo entraba al Ejército y ese paso lo convertía en un hombre libre. El problema vino al finalizar los movimientos independentistas. ¿De qué manera se conseguirían hombres a partir de ese momento? Ahí vino la obligación, la imposición”.
Horacio Righi es otro de los que trabaja para modificar la reglamentación. "A la 24.429 también la llamamos ‘Ley Trampa’ –explica–, porque tiene pocos artículos que por lo general no se conocen, y uno especialmente que remite expresamente a la obligación de presentarse en un cuartel si el Estado lo requiere. Los tiempos cambiaron, pero la mentalidad militar, ese mandato cultural tan vinculado con la superioridad, el honor y lo correcto, nos sigue marcando. Siempre la ‘seguridad’ estuvo cómoda luchando contra fantasmas. En aquellos años el anarquismo, el socialismo y los movimientos comunistas. Y hoy podría ser lo que tan genéricamente se llama ‘delincuencia’ relacionada al pobre. El general Pablo Ricchieri decía que la instrucción militar moralizaba a la ciudadanía, por ejemplo".
LA PRIMERA PIEDRA TIRADA POR EL FOSMO. En pleno conflicto de Malvinas, Eduardo Pimentel, co-fundador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), se negó a que su hijo cumpliera el SM amparándose en el principio de patria potestad. En una carta enviada a Reynaldo Bignone, Stojan Tercic exigió lo mismo para su hijo Alejandro: "De acuerdo a mi conciencia y ejerciendo la autoridad de la patria potestad, he decidido no autorizar a mi hijo Alejandro responder al llamado de conscripción. Mi decisión está basada en la convicción de que el SM se opone a la ley de Dios, que dice ‘No matarás’, y no hay ley alguna superior a la ley de Dios". Lo mismo hizo Fernando Angel Portillo para con su hijo clase 1965. En un mensaje redactado a Raúl Alfonsín, ya en democracia, desconoció el Servicio por "imperativo de mi conciencia cristiana".
El debate derivó en la creación del Frente Opositor al Servicio Militar Obligatorio (FOSMO), una iniciativa pensada como "pluralista y ecuménica" que definía a la instrucción como un "severo régimen disciplinario con violencia física, psíquica y moral", sin que exista "posibilidad real de repelar los actos arbitrarios y humillantes" de las Fuerzas. En uno de sus documentos, titulado “Un derecho todavía violado”, Pedro Vendramín recordaba la creación del SMO en 1901. Y citaba expresiones del diputado Demaría en una conferencia dictada en el Colegio Militar por Manuel Carlés en 1915:  "El oficial siente que la Nación le confía la redención del conscripto inculto, ignorante y perverso, argentino de nacionalidad pero bárbaro de condición, que constituye un peligro para la estabilidad social y una amenaza para nuestra cultura”.
LA CAMPAÑA POR LA ABOLICIÓN. Son casi 500 los adherentes a la abolición del SMO iniciada en el 2009, y muchos de ellos aportaron ideas para un proyecto de Ley que derogue definitivamente a la 17.531. Apoyan  instituciones y organismos de DDHH como CELS, SERPAJ, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, CEMIDA, APDH y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, entre otros. Y distintas personalidades y referentes sociales como Osvaldo Bayer, Miriam Lewin, Julio Morresi, Norman Briski, Teresa Parodi, Raúl Zaffaroni, Bernardo Alberte, Claudia Puyó, Rodolfo Mattarollo, Carlos Slepoy, Aldo Etchegoyen, Fernando Portillo, Mirta Mántaras, Sara Steimberg, Pablo Llonto, Stella Calloni y Julia D´Andrea Mohr.
"Evidentemente sabemos que bajo este contexto político –afirma Verstraeten–, es imposible que ocurra un llamado a formar tropas (ver recuadro), pero una de las características que tiene este país es pretender resolver las cosas una vez que explotaron. Aunque la gran mayoría de la gente no lo sepa, existen intereses muy fuertes para que la conscripción sea obligatoria, sobre todo en el interior. En las provincias, la colimba está relacionada con la fuerza del trabajo, los servicios, las prebendas. ¿Recordás el debate alrededor de la resolución 125? Se llegó a decir que si no había producción de carne, con las miles de vacas que tenía el Ejército alcanzaba para cubrir la demanda de toda la población. ¿Y quién cuida esas vacas, y la infraestructura militar en general? Por eso son tan ‘necesarios’los colimbas”. «

“La colimba es sinónimo de servidumbre y humillación”
La campaña para la derogación definitiva de la instrucción militar arrancó por casualidad, en la mesa de un bar. Ricardo Righi, Horacio Verstraeten y Gustavo Capra, tres conscriptos durante los años setenta, elegían temas para su programa de radio La voz de los colimbas (AM 1010 Onda Latina, jueves 18 a 20 hs.), hasta que uno dijo: "Che, el servicio sigue siendo obligatorio y nadie lo sabe. ¿Qué podemos hacer?" A partir de ese momento, mediados de 2009, el grupo consiguió casi 500 adhesiones a la idea, que apunta como objetivo final a que el Congreso de la Nación apruebe una ley en remplazo de la actual. Que deja abierta la puerta para un llamado compulsivo de ciudadanos, dato que la mayoría de la gente no conoce.
–¿Qué fue lo primero que hicieron?
R.R.: –En la radio hablábamos de temas generales que tenían que ver con la problemática del conscripto, la cuestión de los ex combatientes en Malvinas, y algo que es central: los colimbas secuestrados durante la dictadura militar. Fijate que hasta hace muy poco tiempo, esos pibes desaparecidos después del golpe de Estado de 1976 eran considerados "desertores", y nadie se ocupaba de ellos. Pero la cosa cambió cuando Nilda Garré fue ministra de Defensa.
–Coincidió con una convocatoria de Eduardo Luis Duhalde en la Secretaría de DDHH de la Nación, para que aquellos que habían realizado la instrucción en esos años contaran lo que habían visto.
H.V.: –Sí, fue una forma de decirnos "muchachos, pierdan el miedo". Con respecto a la campaña, empezamos a trabajar para la derogación desde distintos lados. Armamos un blog, derogaciondelsmo.blogspot.com, fuimos pidiendo apoyos de instituciones y personalidades, y al mismo tiempo organizamos charlas con diputados y senadores. Hay que advertirle a la gente que el servicio militar sigue siendo obligatorio, que la denominada Ley Carrasco es sólo una suspensión del llamado, y que la norma vigente deja una puerta abierta para la convocatoria.
R.R.: –Pero además, lo importante es entender lo que el SMO representa como mensaje, en un país donde el autoritarismo y la represión fueron permanentes.
H.V.: –Yo creo que sin colimbas, los militares no podrían haber tenido detenidos desaparecidos durante años. Me refiero a la tremenda estructura que debían mantener en aquel tiempo. Eran los colimbas los que cocinaban, los que limpiaban, y hasta los que se encargaban de las revisaciones médicas. Si ibas al consultorio, a lo mejor el que te recibía era un pibe como vos, que había pedido prórroga y se desempeñaba como oficial de reserva o aspirante. Es muy difícil contar esto a un chico que hoy tiene 18 años, y que no conoce el poderío que la clase militar llegó a tener en este país.
–Es imposible que dentro del contexto político actual exista un llamado obligatorio. Pero ustedes explican, en los espacios de difusión, lo importante que es adelantarse a los problemas.
H.V.: –Porque toda ley es una construcción abstracta que imagina un futuro, y en materia civil hay ejemplos claros de eso, como los avances en el matrimonio igualitario. Vos tratás de reglamentar ese futuro, considerando distintas variables. Por supuesto, no hay ningún tipo de posibilidad de que el kirchnerismo llame masivamente a la colimba, pero cuidado, porque existen otros sectores que trabajan  para eso. ¿Por qué no tenerlo en cuenta? ¿Siempre vamos a estar atrás de los acontecimientos, desesperándonos por solucionarlos cuando ya ocurrieron? Uno de los que militan para el servicio militar obligatorio es el diputado salteño Alfredo Olmedo, por ejemplo. La cuestión es más compleja, hay muchos intereses detrás de esto.
–¿Por qué?
H.V.: –Como aclaración, digamos que detrás del SMO hay mitos y falsas creencias que es necesario desenmascarar de una vez por todas. El discurso oficial histórico en este país marcaba que la conscripción ofrecía igualdad, y eso es mentira. Porque si afuera hay ricos y pobres, adentro de los regimientos también. Lo primero que te preguntaban era qué sabías hacer, y si conocías de costura, escribías o te manejabas en determinado oficio, no salías más, porque eras útil. Al contrario, se discriminaba a los otros, condenados a barrer o limpiar baños. Siempre la colimba fue sinónimo de servidumbre y humillación, vos "le servías" a un militar, eras su esclavo. Y bajo circunstancias increíbles, porque a lo mejor, un pibe de 18 años estaba mejor formado que un oficial de 20, y sin embargo ese mismo oficial lo denigraba permanentemente.
–¿Cuáles son los próximos pasos?
R.R.: El objetivo último es que el Congreso aprueba una ley definitiva que no deje lugar a interpretaciones distintas: el servicio no es obligatorio, y punto. Queremos informar a la gente, aclararle que si no cambiamos esto, alguien podría convocar a los pibes en un futuro, y tendría respaldo legal para hacerlo si no nos movemos a tiempo.

miércoles, 1 de mayo de 2013

Nota de Canal 7


Nota realizada por el Servicio Informativo de Canal 7 a Ricardo Righi de "La Voz de los Colimbas" sobre la derogacion de la Ley 17.531 Ley del Servicio Militar Obligatorio, que aun esta vigente. Se puede ver mas sobre la derogacion del S.M.O.  y adherir visitando la pagina.








http://www.youtube.com/watch?v=Jpm0ya96pws&feature=share

domingo, 10 de marzo de 2013

Esto es Impulsado por "La Voz de los Colimbas"

http://tiempo.infonews.com/2013/03/10/argentina-97958-el-servicio-militar-obligatorio-sigue-vigente-salvo-que-se-cambie-una-ley-tramposa.php
Diario Tiempo Argentino. 
Por Daniel Enzetti.
El servicio militar sigue siendo obligatorio en la Argentina, pero la gran mayoría de la gente cree que no. A grandes rasgos se conoce la existencia de una ley que lo declaró voluntario en 1995, meses después que el crimen del conscripto Omar Carrasco desencadenara una serie de debates que supuestamente eliminaron el llamado compulsivo de las Fuerzas Armadas a integrar sus filas. Desesperadas, más que por contar con soldados para conflictos bélicos con el extranjero -en los que solían rendirse al segundo tiro-, por tener carne fresca para pintar cuarteles, barrer galpones o limpiar baños de los casinos de oficiales.
La 24.429, recordada como “Ley Carrasco”, modificó la manera en que las tres Armas pasaron a nutrirse de personal. El sistema de sorteo para Marina, Fuerza Aérea y Ejército pasó a convertirse en inscripción abierta, decidida como opción por candidatos que elegían la carrera militar, reglamentada y con salario. Pero no significa, como se piensa generalmente, que la imposición a formar filas militares se haya desterrado definitivamente. 
El resquicio lo facilita el artículo 19: "En el caso excepcional que no se llegaran a cubrir con soldados voluntarios los cupos fijados de acuerdo con el artículo 3, el Poder Ejecutivo podrá convocar, en los términos establecidos por la ley 17.531, a los ciudadanos que en el año de la prestación cumplan 18 años de edad y por un período que no podrá exceder de un año”. Y agrega: "Para realizar la convocatoria el Poder Ejecutivo deberá previamente requerir la autorización por ley del Congreso Nacional, expresando las circunstancias que motivan la solicitud y las razones por las cuales no pudieron cubrirse los cupos pertinentes. 
Los ciudadanos que ingresen a las filas de las Fuerzas Armadas, de acuerdo con lo previsto por el presente artículo, tendrán los mismos derechos y obligaciones enunciados en el artículo 2 y percibirán una retribución equivalente a la establecida en el artículo 4 de la presente ley”.
 
“NOSOTROS LA LLAMAMOS ‘LEY TRAMPA’”. Los antecedentes del SMO se remontan a comienzos del 1900 con la Ley de Vagos (o “de Leva”), mencionada por José Hernández en el Martín Fierro. La falta de soldados para contener a los indios en "fronteras" internas, y la necesidad de mano de obra para saladeros y grandes estancias, derivó en una norma con la que se combatió el "nomadismo, la delincuencia rural y el vagabundeo". El llamado obligatorio a integrar las fuerzas de seguridad de la época abarcó a varones de entre 18 y 40 años que no tuvieran propiedad ni trabajo estable, y tampoco pudieran acreditar ocupación. Algunos gauchos se salvaban: los que presentaban su "papeleta de conchabo" firmada por sus patrones. 
"La excusa del poder –dice Horacio Verstraeten, uno de los impulsores de la derogacion definitiva del SMO– era ‘emparejar’ a los ricos y pobres para ‘cumplir con la patria’. Con el invento de educar a los muchachos campesinos en los altos valores de la patria. Pero a su vez, la Leva tomaba cosas de lo ocurrido durante las guerras de la Independencia, cuando el esclavo entraba al Ejército y ese paso lo convertía en un hombre libre. El problema vino al finalizar los movimientos independentistas. ¿De qué manera se conseguirían hombres a partir de ese momento? Ahí vino la obligación, la imposición”.
Ricardo Righi es otro de los que trabaja para modificar la reglamentación. "A la 24.429 también la llamamos ‘Ley Trampa’ –explica–, porque tiene pocos artículos que por lo general no se conocen, y uno especialmente que remite expresamente a la obligación de presentarse en un cuartel si el Estado lo requiere. Los tiempos cambiaron, pero la mentalidad militar, ese mandato cultural tan vinculado con la superioridad, el honor y lo correcto, nos sigue marcando. Siempre la ‘seguridad’ estuvo cómoda luchando contra fantasmas. En aquellos años el anarquismo, el socialismo y los movimientos comunistas. Y hoy podría ser lo que tan genéricamente se llama ‘delincuencia’ relacionada al pobre. El general Pablo Ricchieri decía que la instrucción militar moralizaba a la ciudadanía, por ejemplo".
 
LA PRIMERA PIEDRA TIRADA POR EL FOSMO. En pleno conflicto de Malvinas, Eduardo Pimentel, co-fundador de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), se negó a que su hijo cumpliera el SM amparándose en el principio de patria potestad. En una carta enviada a Reynaldo Bignone, Stojan Tercic exigió lo mismo para su hijo Alejandro: "De acuerdo a mi conciencia y ejerciendo la autoridad de la patria potestad, he decidido no autorizar a mi hijo Alejandro responder al llamado de conscripción. Mi decisión está basada en la convicción de que el SM se opone a la ley de Dios, que dice ‘No matarás’, y no hay ley alguna superior a la ley de Dios". Lo mismo hizo Fernando Angel Portillo para con su hijo clase 1965. En un mensaje redactado a Raúl Alfonsín, ya en democracia, desconoció el Servicio por "imperativo de mi conciencia cristiana".
El debate derivó en la creación del Frente Opositor al Servicio Militar Obligatorio (FOSMO), una iniciativa pensada como "pluralista y ecuménica" que definía a la instrucción como un "severo régimen disciplinario con violencia física, psíquica y moral", sin que exista "posibilidad real de repelar los actos arbitrarios y humillantes" de las Fuerzas. En uno de sus documentos, titulado “Un derecho todavía violado”, Pedro Vendramín recordaba la creación del SMO en 1901. Y citaba expresiones del diputado Demaría en una conferencia dictada en el Colegio Militar por Manuel Carlés en 1915:  "El oficial siente que la Nación le confía la redención del conscripto inculto, ignorante y perverso, argentino de nacionalidad pero bárbaro de condición, que constituye un peligro para la estabilidad social y una amenaza para nuestra cultura”.
 
LA CAMPAÑA POR LA ABOLICIÓN. Son casi 500 los adherentes a la abolición del SMO iniciada en el 2009, y muchos de ellos aportaron ideas para un proyecto de Ley que derogue definitivamente a la 17.531. Apoyan  instituciones y organismos de DDHH como CELS, SERPAJ, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, CEMIDA, APDH y la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, entre otros. Y distintas personalidades y referentes sociales como Osvaldo Bayer, Miriam Lewin, Julio Morresi, Norman Briski, Teresa Parodi, Raúl Zaffaroni, Bernardo Alberte, Claudia Puyó, Rodolfo Mattarollo, Carlos Slepoy, Aldo Etchegoyen, Fernando Portillo, Mirta Mántaras, Sara Steimberg, Pablo Llonto, Stella Calloni y Julia D´Andrea Mohr.
"Evidentemente sabemos que bajo este contexto político –afirma Verstraeten–, es imposible que ocurra un llamado a formar tropas (ver recuadro), pero una de las características que tiene este país es pretender resolver las cosas una vez que explotaron. Aunque la gran mayoría de la gente no lo sepa, existen intereses muy fuertes para que la conscripción sea obligatoria, sobre todo en el interior. En las provincias, la colimba está relacionada con la fuerza del trabajo, los servicios, las prebendas. ¿Recordás el debate alrededor de la resolución 125? Se llegó a decir que si no había producción de carne, con las miles de vacas que tenía el Ejército alcanzaba para cubrir la demanda de toda la población. ¿Y quién cuida esas vacas, y la infraestructura militar en general? Por eso son tan ‘necesarios’los colimbas”. «
 

“La colimba es sinónimo de servidumbre y humillación”
 
La campaña para la derogación definitiva de la instrucción militar arrancó por casualidad, en la mesa de un bar. Ricardo Righi, Horacio Verstraeten y Gustavo Capra, tres conscriptos durante los años setenta, elegían temas para su programa de radio La Voz de los Colimbas (AM 1010 Onda Latina, jueves 18 a 20 hs.), hasta que uno dijo: "Che, el servicio sigue siendo obligatorio y nadie lo sabe. ¿Qué podemos hacer?" A partir de ese momento, mediados de 2009, el grupo consiguió casi 500 adhesiones a la idea, que apunta como objetivo final a que el Congreso de la Nación apruebe una ley en remplazo de la actual. Que deja abierta la puerta para un llamado compulsivo de ciudadanos, dato que la mayoría de la gente no conoce.
 
–¿Qué fue lo primero que hicieron?
R.R.: –En la radio hablábamos de temas generales que tenían que ver con la problemática del conscripto, la cuestión de los ex combatientes en Malvinas, y algo que es central: los colimbas secuestrados durante la dictadura militar. Fijate que hasta hace muy poco tiempo, esos pibes desaparecidos después del golpe de Estado de 1976 eran considerados "desertores", y nadie se ocupaba de ellos. Pero la cosa cambió cuando Nilda Garré fue ministra de Defensa.
 
–Coincidió con una convocatoria de Eduardo Luis Duhalde en la Secretaría de DDHH de la Nación, para que aquellos que habían realizado la instrucción en esos años contaran lo que habían visto.
H.V.: –Sí, fue una forma de decirnos "muchachos, pierdan el miedo". Con respecto a la campaña, empezamos a trabajar para la derogación desde distintos lados. Armamos un blog, derogaciondelsmo.blogspot.com, fuimos pidiendo apoyos de instituciones y personalidades, y al mismo tiempo organizamos charlas con diputados y senadores. Hay que advertirle a la gente que el servicio militar sigue siendo obligatorio, que la denominada Ley Carrasco es sólo una suspensión del llamado, y que la norma vigente deja una puerta abierta para la convocatoria.
R.R.: –Pero además, lo importante es entender lo que el SMO representa como mensaje, en un país donde el autoritarismo y la represión fueron permanentes.
H.V.: –Yo creo que sin colimbas, los militares no podrían haber tenido detenidos desaparecidos durante años. Me refiero a la tremenda estructura que debían mantener en aquel tiempo. Eran los colimbas los que cocinaban, los que limpiaban, y hasta los que se encargaban de las revisaciones médicas. Si ibas al consultorio, a lo mejor el que te recibía era un pibe como vos, que había pedido prórroga y se desempeñaba como oficial de reserva o aspirante. Es muy difícil contar esto a un chico que hoy tiene 18 años, y que no conoce el poderío que la clase militar llegó a tener en este país.
 
–Es imposible que dentro del contexto político actual exista un llamado obligatorio. Pero ustedes explican, en los espacios de difusión, lo importante que es adelantarse a los problemas.
H.V.: –Porque toda ley es una construcción abstracta que imagina un futuro, y en materia civil hay ejemplos claros de eso, como los avances en el matrimonio igualitario. Vos tratás de reglamentar ese futuro, considerando distintas variables. Por supuesto, no hay ningún tipo de posibilidad de que el kirchnerismo llame masivamente a la colimba, pero cuidado, porque existen otros sectores que trabajan  para eso. ¿Por qué no tenerlo en cuenta? ¿Siempre vamos a estar atrás de los acontecimientos, desesperándonos por solucionarlos cuando ya ocurrieron? Uno de los que militan para el servicio militar obligatorio es el diputado salteño Alfredo Olmedo, por ejemplo. La cuestión es más compleja, hay muchos intereses detrás de esto.
 
–¿Por qué?
H.V.: –Como aclaración, digamos que detrás del SMO hay mitos y falsas creencias que es necesario desenmascarar de una vez por todas. El discurso oficial histórico en este país marcaba que la conscripción ofrecía igualdad, y eso es mentira. Porque si afuera hay ricos y pobres, adentro de los regimientos también. Lo primero que te preguntaban era qué sabías hacer, y si conocías de costura, escribías o te manejabas en determinado oficio, no salías más, porque eras útil. Al contrario, se discriminaba a los otros, condenados a barrer o limpiar baños. Siempre la colimba fue sinónimo de servidumbre y humillación, vos "le servías" a un militar, eras su esclavo. Y bajo circunstancias increíbles, porque a lo mejor, un pibe de 18 años estaba mejor formado que un oficial de 20, y sin embargo ese mismo oficial lo denigraba permanentemente.
 
–¿Cuáles son los próximos pasos?
R.R.: El objetivo último es que el Congreso aprueba una ley definitiva que no deje lugar a interpretaciones distintas: el servicio no es obligatorio, y punto. Queremos informar a la gente, aclararle que si no cambiamos esto, alguien podría convocar a los pibes en un futuro, y tendría respaldo legal para hacerlo si no nos movemos a tiempo.

miércoles, 20 de febrero de 2013

Estafadores...

El vídeo es de 2011 pero pone en evidencia a delincuentes de la Provincia de Tucuman, que estafaban a ex colimbas de las clases 53 a 59. 
Es algo que no nos asombra y que "La Voz de los Colimbas" viene denunciando desde hace años, tanto en Tucuman como en otros lugares del país.
Como hace años dijimos y hoy reiteramos, toda persona que manifieste realizar gestiones para un reconocimiento de las clases 53 a 59 y requiera dinero, a cambio de esta "labor" es lisa y llanamente un estafador, no caigan en las redes de estos personajes.
Si sabes de alguien que comete estos actos de delincuencia, "La Voz de los Colimbas" te escucha, denunciemos juntos, no seamos complices con nuestro silencio.




http://www.youtube.com/watch?v=_aFTUo_AgV8



Segunda Parte...



miércoles, 6 de febrero de 2013

Historia de Colimbas...


Todo comenzó cuando el soldado conscripto Pedro Rodríguez decidió apartarse sin permiso de la fila del desayuno para enjuagar su jarro. Ese acto tan simple alcanzó para mortificar el espíritu reglamentarista del cabo José Gordillo, quién inmediatamente intentó restablecer el orden con insultos y empujones. Viéndose tan maltratado, el soldado dejó caer el jarro enlozado y con la mano ya libre le aplicó al cabo un cachetazo tan sonoro que terminó retumbando en todo el país.

El soldado Rodríguez quedó arrestado a disposición de la justicia militar. Cuatro meses después el Consejo Supremo de Guerra y Marina daba la sentencia definitiva: cadena perpetua en el presidio de Ushuaia. Por cruel que pueda parecernos ahora, ese castigo se ajustaba estrictamente a los reglamentos militares de la época. Y fue del propio Consejo Supremo, conmovido por la sentencia que acababa de infligir, de donde partió la primera insinuación sobre la conveniencia de que el presidente Roque Sáenz Peña atenuara la pena.

Por su parte la población, sensibilizada por los habituales maltratos a los soldados conscriptos, decidió no seguir aceptando pasivamente los excesos. Y a las protestas iniciadas en Córdoba, donde una comisión de damas aprovechó la visita de la Primera Dama para pedir su intervención, se sumaron quejas cada vez más ruidosas que rápidamente se extendieron a Rosario, Chivilcoy, Bahía Blanca y Buenos Aires.
En esta última ciudad, las cosas fueron iniciadas por un grupo de señoritas de la parroquia de San Nicolás, a las que prontamente siguieron los estudiantes de la Facultad de Derecho, quienes queriendo hacer las cosas a lo grande, planearon una multitudinaria marcha hacia la Plaza de Mayo.

Inmediatamente comenzaron a llover sobre el comité organizador adhesiones provenientes desde los más diverso ámbitos: asociaciones patrióticas, organizaciones estudiantiles, la Liga por los Derechos de la Mujer y el Niño encabezada por la doctora Julieta Lanteri, la Bolsa de Comercio, ex soldados conscriptos de la alta sociedad y hasta los trescientos empleados de la Aduana. Los chicos agrupados en el Club del Niño salieron a recorrer casa por casa pidiéndole su firma a cada pibe que encontraban y los diarios de todo el país publicaron duros editoriales contra la sentencia.

En medio de tanta efervescencia, el 8 de febrero de 1911, el condenado llegó a Buenos Aires desde donde debía ser embarcado rumbo a Tierra del Fuego. Vestido con uniforme de brin claro, y esposado a un soldado condenado a una pena menor, Rodríguez bajó del tren e inmediatamente fue rodeado por gente que deseaba saludarlo. Emocionado también por los gritos de aliento que desde otro tren le hacían marineros conscriptos recién dados de baja, el soldado –de aire campesino y rostro marcado por la viruela– alcanzó a decir al cronista de La Prensa: “Hacía tiempo que me hostilizaba y ese día perdí la cabeza. Ahora sólo me queda confiar en que el Presidente me ayude. Pero tengo esperanzas, pues él también es un soldado”.


Era verdad. El doctor Roque Sáenz Peña lucía el grado de General del Perú con el que fuera honrado por el gobierno de ese país en mérito a su heroica actuación en la defensa del Morro de Arica durante la Guerra del Pacífico. Cuando finalmente el Morro fue asaltado, el 7 de junio de 1880, Sáenz Peña, extenuado y herido, clavó su espada en la tierra esperando la misma muerte que los vencedores daban a los demás vencidos, incluido el general Bolognesi. Muerte que no lo alcanzó gracias a la hidalguía de un oficial chileno.

El arribo del soldado Rodríguez a Buenos Aires estimuló aún más la inquietud popular. Un editorial periodístico decía entre perentorio y amenazante: “No es posible suponer que la condena monstruosa se cumpla íntegramente ni que el soldado salga de nuestra ciudad para hundirse toda la vida en el presidio”.

Por fin la marcha quedó organizada. Partiría desde Plaza Congreso el domingo 12 de febrero a las 15 horas recorriendo luego toda la Avenida de Mayo hasta la Casa Rosada. Allí la columna pediría al Presidente que saliera al balcón para escuchar el pedido de clemencia que un orador le haría desde la Plaza. Posteriormente la marcha se encaminaría a lo largo de la calle Florida hasta desembocar en la Plaza San Martín donde varios oradores, entre ellos una joven de la Asociación de Señoritas, hablarían a la concurrencia.

Sólo faltaba un detalle: el permiso de la policía. Pero contra lo que un lector de estos días podría imaginar, su jefe, el general Dellepiane, no solamente autorizó la manifestación, sino que también ofreció la Banda Policial para que encabezara la marcha con tambores y trompetas.

Sin embargo, esta marcha nunca llegó a realizarse porque dos días antes el presidente Sáenz Peña conmutó la pena disminuyéndola a tres años de reclusión en Campo de Mayo. Se basó en la desproporción existente entre la falta y el castigo, y recomendó a las Fuerzas Armadas la reforma del anticuado y cruel Código Militar existente.
A partir de ahí se pierden los rastros del soldado Rodríguez, involuntario causante de una movilización popular que no llegó a transformarse en la primera marcha argentina por los derechos humanos, por muy poco.

lunes, 28 de enero de 2013

Chau Gallego...!!!

Tenemos que dar una noticia triste a la comunidad de ex colimbas de las clases 53-54-55-58 y 59 hace algunas horas dejo de existir el Presidente de la Asociación Ex Conscriptos de Moron, Señor Jose Luis "Gallego" Insua.
Con el "Gallego" durante los primeros tiempos compartimos muchos momentos, buenos y malos, luego nuestros caminos se bifurcaron, conceptos diferentes y metodología diferentes hicieron que nos viéramos en veredas opuestas.
Pero aun así, el respeto, el reconocimiento y porque no el cariño, fue mutuo.
Hoy nos despedimos de vos acongojados, pero dalo por seguro que no te vamos a olvidar.

"La Voz de los Colimbas" Gustavo Capra - Ricardo Righi.

jueves, 10 de enero de 2013

El CEMIDA y los Acontecimientos (Diciembre).


El CEMIDA se ha especializado en la difusión de los asuntos concernientes a las Relaciones Internacionales,  la Defensa Nacional, las Fuerzas Armadas y en el apoyo a las políticas de protección de los Derechos Humanos en su  integralidad (a la vida, políticos, sociales, económicos, culturales y  libre  autodeterminación de los Pueblos) de los habitantes de la Nación y de la Región.  

En esta tarea algunos de sus integrantes han realizado múltiples peritajes en los juicios que contra los  responsables del Terrorismo de Estado y violadores de los DDHH se han llevado y llevan a cabo en nuestro país y  en todo el continente. Siempre hemos puesto el centro de gravedad de nuestro accionar, en la defensa del respeto a los Derechos Humanos y de la Democracia, única forma de gobierno que posibilitará completar la independencia de la República y un adecuado nivel de vida a sus pueblos.


A todo ello debemos sumarle nuestra defensa del ambiente, de los recursos naturales del patrimonio  nacional y la continua lucha para impedir su apropiación por las corporaciones transnacionales.  
En este último marco desde hace años nos hemos opuesto y nos ponemos a los Tratados de Libre  Comercio, tanto bilaterales como regionales y múltiples y al CIADI, verdaderos instrumentos de  dominación a los cuales consideramos ilegales, ilegítimos e inconstitucionales dado que violan las  Resoluciones de la Asamblea General de la ONU  Nº523 del 12 de enero de 1952, Nº626 del 21 de  diciembre de 1952, Nº131 del 12 de diciembre de 1953, Nº1515 del 15 de diciembre de 1960 y Nº1803  del 14 de diciembre de 1962 y la Carta Mundial de la Naturaleza del 28 de octubre de 1982. 
Asimismo continúa nuestra lucha contra el FMI, el  Banco Mundial, la OMC, el GAT  y las políticas  desarrolladas y sugeridas por estos organismos financieros y económicos internacionales, que son lesivas  para nuestros Pueblos y nuestras soberanías Nacionales. 

Nos hemos mantenido independientes de los gobiernos y de los partidos políticos, por ello no aceptamos cargos públicos ni ningún tipo de subsidios. Pero no somos ajenos a los acontecimientos que viven nuestro país y la Región y por ello apoyamos los esfuerzos de unidad que se llevan a cabo en Nuestra  América   como el ALBA, MERCOSUR, UNASUR y CELAC, entre otros. Ello nos permite expresar libremente nuestro pensamiento.

En primer lugar sostenemos  que si bien nos merece algunos reparos la estrategia gubernamental de asignar el control de los sistemas productivos principales del país a las grandes corporaciones internacionales del campo, de la minería y de la mayoría de los hidrocarburos y de  la pesca, es imposible no reconocer en toda su amplitud su política de defensa de los Derechos Humanos, el apoyo a la educación, la acción solidaria con la población más vulnerable, el desarrollo obtenido en  las actividades científicas y técnicas, su esfuerzo para mantener su independencia en cuestiones de política internacional, el renacer de la industria y la reivindicación de las ideas y obras de YRIGOYEN, MOSCONI, BALDRICH, SAVIO, el Brigadier SAN  MARTÍN y el General PERÓN y de tantos otros.  

Pero sabemos y sostenemos que las políticas del gobierno, así como los tiempos de su ejecución, deben ser fijados por la Presidenta, con el aval de los votos obtenidos en elecciones inobjetables.


El llamado “cacerolazo,” una importante manifestación realizada en la Capital Federal y algunas ciudades  del país, transcurrió en absoluta tranquilidad y constituyó un logro extraordinario de la Democracia, en contraste con lo que puede observarse en otras regiones el mundo donde la policía golpea, gasea y aún mata a los manifestantes. La "denuncia" principal giró en torno a la corrupción gubernamental, nunca probada. Esta denuncia y otras escuchadas, entran en el juego de la convivencia democrática y bienvenido que así  haya ocurrido pues esas situaciones, son pruebas de su vigencia. Pero no hemos dejado de observar, con preocupación, que ciertos sectores minoritarios pretendieron, en forma solapada y aprovechando el evento, avanzar en procura de lograr condiciones para un final abrupto del gobierno democrático, lo que sería y es  absolutamente inaceptable.

En resumen, si bien se trató de una manifestación contra las políticas del Gobierno Nacional y de aquellos  que las apoyan, quedó a la vista lo extraño de algunos procederes. Algunos medios de prensa vaticinaron catástrofes. El artículoLa Argentina parece encaminarse a un cambio de gobierno en un plazo natural o en una “ ACELERACIÓN ANTICIPADA (en La Nación) parece sintetizar y dar fe de lo que expresamos en párrafos anteriores. El director del mismo diario, desde Brasil, dijo que el país vive bajo la “dictadura de los votos”, que a su  entender es “la peor de todas”. Agregó  que “hay una élite que piensa de una manera y una clase baja que no se informa, no escucha, no toma conciencia y sigue a la Presidente. Así, borró de un plumazo a la clase media,  la misma que según el Banco Mundial se ha duplicado. Así, abruptamente, menosprecio a los desposeídos de fortunas materiales. Así renegó de la Democracia y dio margen para sospechar sobre sus reales fines.
También hemos visto que durante el desarrollo de la huelga gremial propuesta y ejecutada el día 20 de noviembre próximo pasado,  muchos reconocidos luchadores sociales y gremiales sumaron su protesta a la de algunos gremialistas con antecedentes poco democráticos, contra quienes habían luchado a través de los años. Lo más  inexplicable fue que en vez de reclamar por los derechos de la gran cantidad de trabajadores que todavía permanecen en “negro” en sus empleos precarios, por el cese del trabajo infantil  y por la remanente desocupación laboral, tan trabajosamente disminuida, reclamaron por el no pago del Impuesto a las Ganancias, que deben tributar los altos salarios, como asunto principal de sus demandas. A todo ello   se sumó el brutal ataque “disciplinador”que viene soportando el país por parte del régimen financiero internacional, creado por el sistema neo-liberal globalizado, que no le perdona el  intentar alejarse de sus injustas normas.
Afortunadamente en el festejo por el aniversario de la reconquista de la Libertad multitudes, pocas veces registradas, invadieron con espontánea alegría las principales plazas y avenidas de todas las ciudades y  pueblos del país y dieron claro testimonio de su apego a la Democracia recuperada. Cabe destacar que ahora la mayoría de los manifestantes son jóvenes reincorporados al disfrute de la Libertad que perdieron sus mayores y que ellos están dispuestos a defender a cualquier costo. Toda una advertencia  ante cualquier atisbo golpista, a la cual nos sumamos.
Por todo ello, le solicitamos al Gobierno Nacional que profundice los cambios estructurales que permitan alcanzar un sistema completo de inclusión social sin concesiones requerido por las esperanzas del Pueblo de la República y que además será en última instancia, el más eficaz medio para afianzar la Libertad y la Justicia que deben y quieren consolidarse para siempre.

Nosotros prometemos constituirnos en vigías de ciertas conductas proclives al quiebre institucional y denunciaremos cualquier intento en ese sentido. Sólo el voto Popular podrá cambiar a un gobierno legal en nuestro País, sólo un gobierno Popular podrá efectuar los imprescindibles cambios en paz.


 Por el CEMIDA: CORONEL (R)  JOSÉ  LUIS  GARCÍA


Coronel (R) Jose Luis García. CEMIDA.

jueves, 3 de enero de 2013

Homenaje a Colimbas Desaparecidos


Daniel Omar Vattino

Era colimba y fue Secuestrado en Agosto de 1977

Este es un Homenaje de su hermana, al cual se suma "La Voz de los Colimbas"


Carta de su hermana




Esta escrito a flor de piel y con lo más íntimo de mi corazón la noche de año nuevo.
Noche especial para encontrarse con las almas perdidas.
Daniel Omar Vattino: Dany, Flaco, Galgo, Hermano, Amigo, Camarada...

Alicia y Daniel Vattino
El anunciado fin, no fue…
Y comenzó el 2013…
Año nuevo, flamante, con tantas cosas por hacer.
El repetido saludo de buenos deseos de felicidad y prosperidad confirma nuestro pensamiento hermano, para que esto pase, lo que debe cambiar no es el año sino el SISTEMA.
Ya van 35 años que nos quebraron la mesa familiar, ya van 35 años de un dolor profundo inexplicable que nos parte el corazón cada vez mas y que pudorosos, tratamos de ocultar al abrazarnos con las campanadas que dan fin a vaya a saber que y comienzo a que cosa?...Pa`colmo el viejo se nos fue también.
Miro las estrellas de esta nueva noche…Mi casa, que seguro te hubiera gustado mucho, “invita a quedarse en la contemplación”…Como vos decías cuando un paisaje te gustaba mucho.
Me propongo reconstruir tu recuerdo, cierro los ojos, suena Deep Purple…Tu imagen no aparece…Los años, como el viento, el mar, corroen, desgastan, modifican las imágenes como en aquellas viejas fotos que van como borroneándose.
Vuelvo a re putear a los milicos, a los civiles y a toda la casta que hizo esta masacre inhumana de desaparecerlos de pronto…Como si pudiese un ser con su piel, sus ojos, su voz, su cabello, sus palabras, sus sonrisas, sus miradas….Pudiera esfumarse de golpe en el aire, sin más…Como si no fuera nada…es loco, loquísimo. 
Me niego, no, no, no lo lograran…Respiro hondo, miro la noche, comienzo a concentrarme, y comienzo a reconstruirte. 
Primero aparecen tus ojos, bellos ojos azules, mirada profunda, inteligente, vital, curiosa…Con chispas de alegría y toques de preocupación.
Después aparece tu sonrisa: amplia, cálida, abierta, seductora…En la secundaria, en el Normal te decían “Sonrisita”…ja!ja! Todo lo pedías con una sonrisa, todo lo explicabas con una sonrisa, la discusión, la amasabas con una sonrisa.
Y así se va armando tu cara. Tu cara que tuvo un trascendental cambio en la más temprana adolescencia: tu operación de nariz…Porque de chico eras un poco narigón…Y bueno después de unas piñas a la salida del colegio, y un accidentado partido de fútbol lograste lo que querías: una estética de nariz ,“porque el tabique esta torcido” repetía mamá preocupada, pero vos sabias, eras narigón flaco y tenias la coqueta ilusión de mejorar tu pinta. Y lo lograste…ji!ji! que personaje.
Flaco, alto, muy alto, 1,82m…Un langa...


Ahí estas…Puedo imaginarte con tu guitarra en el sillón de enfrente, intentando remedar algún acorde…Suena ahora Pink Floyd, el Lado Oscuro de la Luna…canturreas a coro con la voz del disco que dice:
Respira, respira el aire.
No tengas miedo de preocuparte.
Vete, pero no me dejes.
Mira a tu alrededor y elige tu propia tierra.
A pesar de lo que vivas y lo alto que vueles,
de las sonrisas que des y las lágrimas que llores,
y de todo lo que toques y veas,
todo eso habrá que representar
lo que será siempre tu vida.
Escucho las voces del disco..pero no puedo recordar tu voz…Imposible… Eso si se ha ido con el viento.
Me quedo extasiada  las estrellas, una bella luna y esta maravillosa música que se enreda con tus recuerdos y mis plantas.
Como te extraño flaco, cada vez te extraño más. Tantas cosas nos quedaron por hablar, por compartir… Tanta vida… Éramos tan jóvenes…23 años solamente estuviste en este mundo y yo solo 20 años pude disfrutar de mi único, maravilloso, fiel, colaborador, amoroso, guardián, consejero, hermano, camarada, mi amigo Dany. 
A lo lejos, algún trasnochado hace explotar los cohetes que le quedaron para mantener el ruido del año recién nacido.
Aquí suena suavemente Pink Floyd diciendo:
Todo lo que tocas,
todo lo que ves,
todo lo que gustas,
todo lo que sientes,
todo lo que amas,
todo lo que odias,
todo de lo que desconfías,
todo lo que salvas,
todo lo que das,
todo lo que negocias,
todo lo que compras,
mendigas, pides prestado o robas,
todo lo que creas,
todo lo que destruyes,
todo lo que haces,
todo lo que dices,
todo lo que comes,
todo con quienes te reúnes,
todo lo que menosprecias,
todo con quienes te peleas,
todo lo que existe,
todo lo que pasó,
todo lo que está por venir
y todo lo que está bajo el sol está en armonía,
pero el sol es eclipsado por la luna.
Hermano mío, sin estar has estado guiando cada uno de mis pasos, has sido mi sol y mi luna...Continúo eclipsada por ti…Lo hemos logrado! Minga de desaparición…VIVES EN MI…VIVES EN NOSOTROS…PRESENTE FLACO! Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE! VENCEREMOS!!

Tuya siempre
Ali.

Alicia Nelly Vattino
Moreno, Pcia. de Buenos Aires. Enero 2013.