.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-




POR NUESTROS COMPAÑEROS MUERTOS EN ENFRENTAMIENTOS, POR LOS SECUESTRADOS Y DESAPARECIDOS, MIENTRAS REALIZABAN EL SERVICIO MILITAR OBLIGATORIO, POR LOS VETERANOS NO RECONOCIDOS, POR UN RECONOCIMIENTO
HISTÓRICO A LOS COMPAÑEROS DE MALVINAS, POR QUIENES SOBREVIVIMOS.


JUEVES 17:00 a 19:00 HORAS-AM 1010 ONDA LATINA


Realizan La Voz de los Colimbas...


Horacio Verstraeten- Gustavo Capra y Ricardo Righi.



Nosotros podríamos ser los Desaparecidos...Testimoniemos...

Nosotros podríamos ser los Desaparecidos...Testimoniemos...


Si cuando hiciste la colimba,
pasaste por situaciones extremas, hacia tu persona o viste gente secuestrada o algún compañero fue secuestrado o asesinado, no sigas sufriendo tu silencio...
"La Voz de los Colimbas" te escucha ponete en contacto y descarga esa mochila, los colimbas también fuimos victimas, nadie te va a entender mejor que otro colimba.
Si no deseas dar tus datos, te comunicas en forma anónima, no hay problemas...
Tu testimonio es confidencial y puede ayudar mucho.

Por correo a: lavozdeloscolimbas@yahoo.com.ar

Por teléfono: 154-091-1192

Ricardo Righi


domingo, 22 de agosto de 2010

Colimbas Secuestrados y Desaparecidos

"Sí, juro"

"Rememorando una fecha y un acontecimiento clave de un período también clave de la historia de nuestro país, a la vez que la presencia y acción de un gran hombre civil ante una gran acción militar, que legó a su patria algo más que dos símbolos y algunos triunfos bélicos, nuestra agenda patriótica ha señalado el día 20 de junio de todos los años como el “día de la bandera”. La expresión atesora para la Argentina, sus hombres y sus tierras, un retazo vital de su elaborada historia"

"Las normas militares asignaron a la fecha, como bien escogido broche de oro de una alhaja confeccionada con los mejores afanes, la prestación de juramento de lealtad al emblema y a lo que él representa, por parte de los jóvenes que transitan por las filas del Ejército, cumpliendo un período de vida militar que es de rigor. Así, como los anteriores, como los que vendrán, el último 20 de junio mezcló con las tempranas caricias del sol, un nítido, vigoroso y expansivo pronunciamiento brotado de miles de gargantas de soldados, exclamando al unísono ¡Sí, juro! "

"El juramento fue largado al viento en voluntaria atadura de miles de destinos al de la patria madre en directa y ardiente promesa de amor a millones de compatriotas, en amante e indestructible desposorio con la tierra nativa, en consciente ofrecimiento de servicio incondicionado al interés de la comunidad nacional y su 'hábitat' -que eso es la Patria para el hombre incorrupto-, en ofrenda de lo mejor de sí mismo a los hermanos del país natal... Y, en consecuencia, en sagrado propósito de defender de la destrucción los frutos del amor y del trabajo brotados del suelo común"

"Miles, varios miles de soldados volcaron su desbordante pureza y grandeza de sentimientos y de anhelos en ese amante y resuelto ¡Sí, juro! de su “propio 20 de junio

"Pero “su propio 20 de junio” no ha sido para todos esos miles de generosos jóvenes que alzaron al cielo su promesa de consagración y sus planes para una vida de servicio a su Argentina el inicio del cumplimiento de la gran promesa del hombre a favor de los hombres, como herederos dignos de un HOMBRE perdurable. No. “Su 20 de junio” fue, para un grupo de nuestros soldados, su último 20 de junio en libertad, en tremenda contradicción con su sentido sublime"

"Con su juramento, valiente y grandioso de amor, del real amor surgido del Evangelio, recibieron el golpe cobarde del odio de unos pocos (dolorosamente compatriotas)"

"Mientras juraban de frente, cara al sol y a la humanidad, caía sobre sus espaldas la respuesta inesperada y traidora que los hundió, sin explicación, en el alejamiento del mundo libre y conocido, en cruel incertidumbre, sumiendo en el dolor indescriptible a varios seres más por cada uno de ellos.

"Ellos ofrecieron a Dios y a su patria, en 'su 20 de junio', un mundo empeñoso y sus mejores propósitos, que la fuerza física y la mezquindad de unos pocos (compatriotas, dolorosamente) frustró, prepotente, incomprensivamente, brutalmente.

'Sus nombres y sus semblanzas van grabándose con creciente nitidez en la memoria y el corazón de sus compañeros, de sus amantes familias, de las páginas de la historia, de la humanidad entera. Bastan algunos de ellos para representar, en estas modestas líneas del más emocionado homenaje a esa legión de héroes auténticos, para ese grupo de soldados argentinos que en "su 20 de junio” fueron despojados de la libertad, el más preciado don entregado por Dios a sus hijos:

Varsavsky, David
Rodríguez Rojas, Julián
Gómez Barrionuevo, José
Begega Tripodi, Guillermo
Chab Tarab, David
Rinaldi, Raúl
Gimenez D’Imperio, Luís
Coltzau, Gerardo
Ríos, Enrique
Maggio, Rubén
Bedne, Darío
Tarsitano, Francisco Manuel
Molina, Luís Alberto
Carloni, Oscar Marcos
Robles, Alberto Horacio
Navajas Jáuregui, Eduardo Enrique
Aleksosky, José David
Della Flora, José
Vicini, José Luís
Morandi, Héctor Victorio
Thomas Molina, Alfredo
Hartung, Marcelo Reinaldo
Bonvino, Horacio
Reale, Eduardo
Scognamillo, Rubén Oscar
Weber, Carlos Alberto
Romay, Alfredo
González Figoli, Hernán
Cantis, Ricardo Aníbal
Calabrese, Héctor Claudio
Martínez Lagrava, Atilio Cesar
Andrade, José Eduardo
Pironi, Aldo Antonio
Fernández, Oscar Alejandro
Guerci, Eduardo
Finguerut, Pablo Alberto
Margeli, Horacio Daniel
Conte Mac Donnell, Augusto Maria
Vodovossoff, Hugo Diego
Vila, Juan de Dios
Saipe, Miguel Domingo
Miller, Oscar Alfredo
Salerni, Gino Luís
Fanchi, Raúl Edgardo
García Castelu, Horacio
Hoyo, Miguel Ángel
Papetti, Jorge Emilio
González, Argentino Vicente
Lera, Francisco Domingo
Suárez, Roberto Daniel
Arce Gómez, Abel
Belluz, Juan Pablo
Robles, Julio Secundino
Parente, Hugo
Gómez, Ricardo Alberto
Genes, Carlos Rolando
Reyna, Francisco Ireneo
Brizuela Cortes, José
Coronel, Alfredo Antonio
Hernández, José
González, Víctor Hugo
Oliva, Néstor Alberto
Tosi, Aníbal Dante
Canizzo, Juan Antonio
Amaya, Luís Segundo
Lafitte, Paulo Alberto
Brizzi, Víctor Mario
Flores, Mario Ivan
Gauto Duarte, Miguel Ángel
Ledo, Alberto Agapito
Concha López, Julio Milsciades
Pastori, Juan Carlos
Soldati, Luís Alberto
Furth, Adolfo
Juárez, Máximo José
Parada, Ernesto Mario
Steimberg, Pablo Luís
García, Luís Daniel
Eder, Rodolfo Mario
Vattino, Daniel Omar
Monges, Norberto Hugo
Albarracin, Eduardo Pablo
Ostroñux, Fernando
Luna, Néstor Horacio
Miño Aguirre, Luís Alberto
Palermo, Norberto Hugo
Lenzi, Augusto María
Corrales, Osvaldo Raúl
Barbona, Luís Alberto
Bignasco, Claudio Daniel
Rodríguez, Raúl Orlando
García Martegani, Alejandro
Colella, Eduardo Alberto
Irastorza, Héctor Manuel
Jiménez, Miguel Ángel
Méndez, José Delinio
Saubiette, Leonel Eduardo
Aguilar, Guillermo Aníbal
Bonfiglio, Teodoro Alfredo
Llanivelli, Ramón Antonio
Crosetto, Víctor
Campora, Gerardo José
Escobar, Carlos Robustiano
Valle, Juan Carlos
Musmeci, José Luís
Gutiérrez, Ramón Carlos
Varela, José Manuel
Fiorito, Miguel Ángel
Zatylny Rizzo, Ricardo Héctor
Leguia Benítez, Enrique Guillermo
Arkatyn, Miguel Ángel
Waciarz, José Miguel
González Baldovin, Sergio
Bonil, Jorge Antonio (también esta como Jorge Alberto)
**
Bravo, Jesus Mario (también esta como Jesus Maria)
**
Guerrero, Norberto
Cantos, Germán Francisco
Bustos Toloza, Jorge Dante
Molfino, Mario Vicente
Colombo, Sergio Vicente
Mazzochi, Pedro Luís
Ritter Rosenfeld, Guillermo Daniel
Sulkies, Pablo Alberto
Tarnopolsky, Sergio
Lasalle, Juan José
Rodríguez, José Luís
Mellino Schwartz, Helvio Alcides
Vila Acosta, Juan de Dios
Juárez, Máximo José
Araujo, Wenceslao
Castellano, Eduardo
Roveda Daniel
Lizondo Roberto Daniel
Mainer Gómez Pablo Joaquín
Fossatti, Rubén Leonardo
Barbona, Luís Alberto
Ledesma, Juan Carlos
D’ Agostino Alberto Hugo
Nadal Raúl Eduardo
Burucua Luís Martín
Monzón Reinaldo José
Lazarte, Juan Rene
Gargaglione Rubén Horacio
Cabral, Raúl Roque
Díaz, Martín Enrique
Blanco Adrián Eloy
Ávila, Luís María
Molinillo, Guillermo Mario


'Legión de héroes auténticos, sí; seguidores del gigante de Belén, encarnación de la prodigalidad; soldados de la Cruz; sembradores de paz; estad seguros de que, hasta su retorno a la libertad, tras el aborto provocado desde tus espaldas, 365 amaneceres del año, refrescarán, con sus primeras luces y tibieza solar, aquel juramento de servicio y amor inmaculado que llegó al propio cielo en “tu 20 de junio”, en las sílabas de tu “Sí, juro!”



"Homenaje de Mercedes LAGRAVA DE MARTINEZ**
a su hijo y a todos los soldados argentinos
desaparecidos bajo la represión militar"



** En los archivos, tal vez por equivocación, figuran con otro nombre.

** El 21 de junio de 1977, mientras cumplía el servicio militar obligatorio en el Distrito Militar de La Plata, después de haber jurado la bandera el día anterior, Atilio César Martínez Lagrava, fue enviado en comisión al Regimiento de Infantería Nro. 7 de esa ciudad por el entonces jefe del distrito Carlos José María Martínez. Desde entonces no se supo más sobre su paradero.

No hay comentarios.: